6 razones del auge de la asistencia al pedaleo en el MTB

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

He escuchado en alguna ocasión explicar a gente del sector que de la misma forma que en su día el MTB multiplicó por dos las cifras del sector de la bicicleta, algo parecido puede pasar con la irrupción de la bici eléctrica. O dicho más fino, con los sistemas de asistencia al pedaleo. Analizando razones, se me ocurren estas seis como los principales argumentos para que eso pudiera suceder:

  1. La pirámide de edades. El baby boom de los años 60 supone un segmento de mercado muy voluminoso. Quienes acabamos de llegar por ejemplo a la cincuentena quizá queramos seguir haciendo con nuestras bicis lo que el cuerpo se empeña en poner más difícil cada año que la carrocería envejece. Pues bien,  seguro que no veríamos con malos ojos que nuestras MTB incorporaran algún pequeño sistema de asistencia al pedaleo para poder hacer lo que durante tantos años hemos estado haciendo.
  2. Fun&Flow, diversión frente a esfuerzo. No todo el mundo sale al monte con sus bicis a morir reventado. La creciente tendencia a la diversión justificaría la incorporación de ayudas al pedaleo para quienes no están dispuestos a duras sesiones de entrenamiento y sudorosas ascensiones. Lo que cuenta es pasarlo bien y si me ayudas a pedalear, mejor.
  3. Descenso en el peso y mayor duración de las baterías. Es lo previsible, ¿no? Las baterías irán mejorando y los pesos cada vez serán más contenidos. La estética de las bicicletas lo agradecerá porque apenas si serán perceptibles al ojo humano. ¿Llevas una bici eléctrica? Ah, no me había dado cuenta.
  4. Entrega de potencia a medida. Pensar en una bici eléctrica no es pensar en una única opción. Lo lógico es que se entreguen diferentes cantidades de watios de acuerdo con la necesidad de cada ciclista. Así, quizá haya quien necesite unos escasos 100 watios extra mientras que otras personas tengan que hacer uso de más potencia. Habrá un abanico de opciones y eso siempre ayuda para ver la utilidad.
  5. Los medios de comunicación (Internet y también los convencionales) van a vender e-bikes por los cuatro costados. Ya se ha lanzado la primera publicación específica de este tipo de modelos: Solo Bici-e. O sea, que cuando la maquinaria mediática se pone en marcha es porque el río suena. Acabarán por entrar en el imaginario colectivo de los bikers.
  6. Entran nuevos “gigantes” en el sector. Es el caso por ejemplo de Bosch, quien puede ver que se abre un mercado nuevo antes inexistente. O sea, más ventas potenciales. Y raro será que dejen pasar la oportunidad. Supone sumar fuerzas comerciales y de penetración de mercado: a la ya existente propia del sector del MTB se une ahora la que procede de este tipo de multinacionales.

En fin, creo que son seis argumentos poderosos a los que, mirando ya a la bici en su conjunto, habría que añadirle otro: el impulso de la movilidad urbana sostenible. La ciudad necesita menos coches y las bicis para todo el mundo pueden ser la solución. Pero con cuestas de por medio o con personas poco entrenadas, la ayuda al pedaleo es otro argumento para comprar una bici que nos mueva dentro de nuestras ciudades.

Y para terminar un botón de muestra: echad un vistazo a la Levo de Specialized. No me digáis que no es una preciosidad 🙂

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *