Antes y ahora, pasión por el MTB

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Explicaba el martes pasado en el post anterior que quería comenzar la defensa de la tesis doctoral recurriendo a los pioneros del MTB. Mi idea es conectar con aquella pasión inicial que llevó a “crear” un producto donde no lo había, pero no de la mano de los fabricantes, sino de los propios usuarios. Pero, claro, estamos en 2018 y aquella pasión, 40 años después, hay que reinterpretarla porque disponemos de muchísimos más recursos para “inventar” en torno a los productos y servicios que consumimos.

Cuento lo anterior porque si ese post anterior incluía una fotografía que será primera diapositiva de la defensa, la segunda incorporará otra fotografía de mi propia cosecha. Se trata de una tomada en la primavera de 2016 pedaleando por el Algarve portugués en compañía de unos buenos amigos. Sí, podemos hacer el juego de las siete diferencias e intentar entender la manera en que las marcas y los usuarios interactúan en la actualidad. Aquella pasión de “crear” se ha reconvertido en múltiples formas de intervenir en el proceso de creación de un producto o servicio.

Durante la tesis descubrí el trabajo del cubano Ernesto Oroza sobre desobediencia tecnológica. Debido a las enormes carencias provocadas por el bloqueo económico a Cuba la gente tuvo que reinventar usos para muchos de los artefactos que pasaban por sus manos. Seguramente en un país “normal”, sin ese tipo de limitaciones, el ingenio hubiera quedado oculto. En cambio, por pura necesidad, apareció una evolución de la bicicleta: la rikimbili. Toda una lujuria tecnológica consecuencia de desobedecer su concepción original.

Sea por necesidad o vinculada a emociones más “nobles”, la pasión por interactuar con lo que recibimos de una marca define a cierto tipo de gente. Serían lo que llamamos frikis, ¿no? La bici de montaña se deja personalizar cada vez más en busca de satisfacer necesidades vinculadas a quienes somos y cómo queremos estar en este mundo. El MTB aparece entonces como una manera de extender el yo. ¿Palabras mayores? Cada cual elige con qué se conecta y cuando analizas un foro como el que hemos investigado en esta tesis doctoral te das cuenta de que frikis, los hay y de muy diverso tipo 😉

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *