El comercio minorista especializado de la bicicleta

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Compras online en el año. Fuente: Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la información (ONTSI), vía Innovaexport.com

Mientras los Amazon, Aliexpress, Wiggle, Chain Reaction y demás sitios de ecommerce siguen creciendo de acuerdo con los usos y costumbres de la ciudadanía a la hora de comprar, la tienda de toda la vida, la especializada en vender bicis, ya lo hemos dicho más de una vez, necesita reinventarse. Los estándares que imponen los gigantes de la venta online, con Amazon a la cabeza, modifican las reglas de juego. Ya es sabido que cuando Amazon aterriza en un sector, el sector queda entonces amazonizado y las cosas no volverán a ser como antes.

ATEBI es la asociación que agrupa al comercio minorista especializado en la bicicleta. Como en otras circunstancias, el asociacionismo siempre es una baza. Quienes, por definición, son pequeños, necesitan estructuras a través de las cuales reflexionar en conjunto y proporcionarse, hasta donde sea posible, apoyo mutuo. Hay que elevar la mirada y buscar competitividad a través de la imaginación. La tienda de toda la vida tiene que repensarse en cuanto al valor que aporta, tiene que redefinir la relación con sus clientes y buscar que quieran acudir a ella porque allí encuentran un lugar donde sentirse ciclistas. Y más, mucho más.

De hecho, leo que se ha celebrado una jornada de la mano de CETELEM (sí, los que tienen ese observatorio que elaboró un potente informe sectorial de la bicicleta del que ya hemos hablado aquí) para impulsar un sello de calidad en las tiendas de bicis. Habrá que ver si este tipo de iniciativas van adelante. De momento lo que sí es una realidad es que el comercio local tiene que profesionalizarse. Ahora mismo hay que competir en una liga en la que las reglas han cambiado porque la dimensión estratosférica de los gigantes de la venta online y sus prácticas de servicio hacen que nada pueda ser como antes.

Pero no todo son nubarrones en el horizonte. Las ventas de bicicletas eléctricas pueden suponer una nueva transformación del sector, como en su día lo fue la popularización de la bici de montaña. Eso sí, la bici eléctrica es diferente: de por medio aparecen los motores y los diferentes sistemas para proporcionar asistencia al pedaleo. Desde el punto de vista del mantenimiento otra vez hay que decir lo mismo: no podrá ser como antes. Hacen falta nuevos conocimientos y se pueden prestar nuevos servicios. ¿Una amenaza o una oportunidad? Cada cual elige en su DAFO dónde colocar este elemento.

En fin, insistimos: el comercio minorista especializado en la bicicleta se enfrenta a un enorme reto. Me temo que no todas las tiendas que existen hoy en día van a ser capaces de entender la evolución que se les exige. Frente a la venta online de Canyon o de Intense y a la que llevan cabo los portales online con miles de componentes, la tienda de proximidad debe jugar con el factor humano, con la imaginación y no dar su brazo a torcer. Nadie quiere unas ciudades sin tiendas. Hacen falta para la vida de barrio, para la cohesión social. Por muchos años.

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

7 Comentarios

  1. Nick

    Hace un par de años, yo veía una oportunidad extraordinaria en la electrificación de la bici urbana. Por unos 650-800€ de coste se obtiene una máquina poderosa y de gran autonomía. Eligiendo bien la motorización, incluso capaz de enfrentarse a nuestras cuestas con solvencia.

    Sin embargo, el mercado no está yendo por ahí. Haciendo seguidismo del tradicional snobismo ciclista, la gente se deja 3000€ sin el menor remordimiento, como si eso fuera lo lógico. En mi ciudad hay algún taller que instala kits por unos 150€, pero es una rara avis. Los propios tenderos se centran en las eléctricas de marca sin considerar siquiera la posibilidad de tener producto propio.

    Los clientes potenciales de la bici electrificada son un número mucho mayor que los machacas añosos que van dejando de poder seguir a su grupeta por los caminos del monte.

    Se está reproduciendo el esquema de los talleres de coches, en los que quedas enganchado a las carísimas revisiones de la marca, en lugar de desarrollar los caminos del hardware libre, que en esta ocasión era tan, tan fácil…

    En fin, me he quedado solo en apostolado de la electrificación 🙁

    Responder
  2. Julen Iturbe-Ormaetxe (Autor del artículo)

    Vamos a tener que poner una tienda tú y yo 😏

    Responder
    1. nick

      ya te digo… dos escépticos de nuestro propio producto.

      cosas más raras se han visto

      Responder
  3. Nick

    Mira que bien han resumido el informe en este artículo:

    https://www.elblogsalmon.com/sectores/bici-electrica-cambia-a-sector-exceso-oferta

    El gran hueco de producto es para la eléctrica de 1500€. Todo lo demás está saturado

    Responder
  4. Julen Iturbe-Ormaetxe (Autor del artículo)

    Gracias por la referencia. No hay duda de que hay un buen revoltijo de marcas y de oferta en el mundo de la bici. A medida que leía el artículo me parecía estar escuchando al gerente de Orbea. Creo que tienen el mismo punto de vista 😉

    Respecto al hueco del que hablas yo creo que hay que afinar nichos porque la bici eléctrica va a suponer un concepto diferente de movilidad para diferentes personas. Quiero decir que veo la bici eléctrica urbana y creo que se distancia bastante (en cuanto perfil de comprador) de la MTB eléctrica. Desde luego que en bici urbana la expectativa de precio hay que rebajarla y por ahí puede ir una de las líneas de negocio. Eso sí, habrá buena pelea porque ese pedazo del mercado me da que es el más grande ahora mismo. O si todavía no lo es, lo va a ser a corto plazo.

    Responder
  5. Nick

    La e-MTB también se puede segmentar. El número de machacas provectos no deja de ser pequeño. Pero gente dispuesta a subir por pistas y bajar sin arriesgar podría contarse por decenas de miles.
    Y para eso no son imprescindibles motores centrales. Con hubs traseros de 200rpm valdría. Y ese es un producto mucho más simple y barato

    Responder
    1. Julen Iturbe-Ormaetxe (Autor del artículo)

      Quizá el problema en ese segmento es que habrá que pelearse mucho el precio, ¿no? Desconozco cómo se va de márgenes en ese tipo de productos que comentas, pero quizá sea todo más peleado ahí si finalmente se descubre como un gran segmento de potenciales usuarios de la bici eléctrica. Es probable que al final, como concepto transversal, la asistencia al pedaleo recorra todos los actuales nichos aunque con particularidades en algunos de ellos, claro está.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *