Los agradecimientos de la tesis

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Ya he cerrado la página de agradecimientos. Sí, se me ha ido la mano. Me han salido dos páginas completas. Pero prefiero pecar por exceso que no por defecto. Creo que le debo a muchas personas llegar a redactar esta tesis tras la investigación que hemos realizado. Y sé que seré injusto y me dejaré en el tintero a gente que se merecería ser citada. Mis disculpas de antemano.

Se dice que la tesis tiene que ser original. Sí, claro que lo es. No hemos fusilado conscientemente a nadie. Pero, ¿cómo es posible hablar de originalidad en un mundo del conocimiento que vive de la remezcla? Por detrás hay datos, ideas, textos, imágenes y todo un arsenal de lecturas y trabajo de campo que nos ha ayudado a llegar hasta aquí. Con 53 años echas la vista atrás y la lista de referencias necesariamente es larga.

En este capítulo de agradecimientos uno no puede olvidar a la gente de Orbea y a los propios usuarios. Y sin olvidar a colegas vinculados al MTB como la cuadrilla de la Transandalus, por ejemplo. Ahí está lo fundamental. Director y codirector tienen también que estar sí o sí como personas a las que dar las gracias. Y la familia, con un papel destacadísimo para mi pareja. Ella como profesional de la edición de textos ha corregido y señalado detalles gramaticales que valen un potosí 🙂

Por otra parte, para lo relacionado con el tratamiento de los datos me he acordado de Teketen y de Ainhoa Serna, dos personas expertas en su campo. Y de Jaizki, un amigo que sabe de Excel lo que no está escrito. Luego no podía dejar pasar por alto a compañeras y compañeros de profesión en la consultoría artesana. Amalio me ha ayudado mucho con lo que publica de inteligencia colectiva y algo parecido debo decir de Juanjo respecto a branding. Y qué decir de Alberto, entre pedalada y pedalada hablamos de lo divino y lo humano.

Un hueco del corazoncito se ha ido para Aprendices. No podía no citar a toda esa buena gente. Luego están las compañeras y compañeros de la universidad (no me olvido de ti, Iván) y de entornos más cercanos a la investigación como H-Enea. Y podría seguir y seguir. Lo siento, son 53 años y uno a lo mejor empieza a chochear un poco. Se nota, ¿verdad? Pues eso, agradecimientos debo muchos, muchísimos.

La imagen está tomada de maxpixel.freegreatpicture.com.

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

6 comentarios sobre “Los agradecimientos de la tesis”

  1. Un amigo mío dedicado a la docencia siempre me decía que lo más original de los TFG y las tesinas eran los agradecimientos. Y que aún en esta sección tan personal detectaban plagios. Está visto que la gente ya no sabe ni echar la mirada atrás ni, lo que es peor, dar las gracias. ¡Mucha suerte!

    1. Pues de verdad que si tengo que buscar textos “complementarios” en tu blog de inteligencia colectiva, hay muchísimo material especialmente útil. Ya te comenté que la definición de inteligencia colectiva que cito en la tesis es la tuya, Amalio 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *