10 consejos sobre cómo defender la tesis doctoral

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Una simple búsqueda en Internet nos devuelve un buen número de enlaces con recomendaciones sobre cómo defender la tesis doctoral. Por ejemplo, uno de esos sitios con consejos útiles es el blog de El Bichólogo, que dedica un post a explicarlo. Los 36 comentarios que ha suscitado dan fe de que hay mucha tensión alrededor de este momento final y que la gente, en general, agradece llegar a un lugar donde se dan consejos al respecto. Como digo, hay muchos más sitios que nos pueden ayudar.

No quisiera parecer que voy de sobrado, pero en mi caso me lo planteo más como un momento final de disfrutar explicando lo que han sido más de tres años de trabajo. No veo de momento tensión alrededor de la defensa o algo que suponga una prueba especial diferente a otras muchas presentaciones que haya tenido que realizar antes. Tendré mis 40-45 minutos para intentar captar el interés y trasladar aquello que me parezca más relevante.

Como en toda presentación hay ciertas reglas básicas que mantener. Así que me permito hacer mi propia lista de consejos… ¡y eso que todavía no he pasado por allí!

  1. Conviene dominar la escena. Entender las reglas del juego y cuál es la aportación de valor que supone la defensa ante el tribunal.
  2. Hay que cuidar los detalles previos al día D: comprobar conexiones, reconocer el lugar de los hechos y anticipar todo aquello que puede comportar un riesgo. Gran parte del éxito tiene que ver con el “antes” y no tanto con el “durante”.
  3. Jugar con elementos gráficos que ayuden a captar la atención: fotografías de calidad, gráficos y esquemas que transmitan.
  4. Interesa comenzar con alguna anécdota o experiencia personal que aporte calidez humana a la exposición para buscar la complicidad emocional del tribunal.
  5. Desarrollar un lenguaje no verbal adecuado, con contacto visual hacia los miembros del tribunal y el resto de personas que acudan como público a la defensa. Tenemos que sonreír, estamos en un momento que lo merece.
  6. Mostrar rigor y coherencia en la exposición, con un orden lógico que ayude a entender la investigación y una distribución coherente (y controlada) de los tiempos.
  7. Tener claras las ideas fuerza de la exposición y distribuirlas con cierta recurrencia para asegurar que esos mensajes llegan nítidos.
  8. El momento inicial y el final tienen especial relevancia: captar atención al principio y terminar con un mensaje impactante juegan psicológicamente a nuestro favor.
  9. Los datos mejor los aportamos de forma gráfica o con citas textuales que transmitan más fuerza y convicción al mensaje. Si algún dato es especialmente relevante, a por él.
  10. Mejor diapositivas limpias con mensajes rotundos. Luego ya estamos nosotros para extendernos con las explicaciones pertinentes. En pantalla la idea fuerza, sea con texto o con elementos visuales.

Y una bola extra. Tranquilidad: quien defiende la tesis es, no cabe duda, quien más sabe del asunto. Las preguntas del tribunal son bienvenidas, ayudan a ponerla en valor. Necesitamos actitud mental positiva. Y si hace falta, ensayar y ensayar. Cualquier cosa que te aporte tranquilidad.

En fin, supongo que se pueden listar más y más consejos, pero estos que comento pueden servir también para reforzar la autoestima de cara a ese momento final con el culmina la ruta hacia el doctorado 😉

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

2 comentarios sobre “10 consejos sobre cómo defender la tesis doctoral”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *