MTB

Mountain bike. Bici de montaña, aunque vamos a aceptar el anglicismo en tanto que su uso está muy extendido en el sector. Hablamos, según el informe 2015 de AMBE, la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, de cerca del 60% del mercado total de la bicicleta.

ambe2015-datosglobales

Pero el sector de la MTB es mucho más que cifras. Es un mercado que es también lugar donde se reúnen comunidades de usuarios para rodar, para charlar, para experimentar. Si en los orígenes del MTB los pioneros montaban sus “cacharros” (clunkers en inglés) con piezas de segunda mano, hoy es toda una industria con productos tecnológicamente a la vanguardia.

El MTB es en cierto modo la suma de muchas tribus. La especialización en producto va de la mano de los estilos de vida. Cada cual quiere algo con lo que identificarse pero que al tiempo le haga formar parte de un colectivo con el que comparte valores.

Esto es el MTB hoy en día: un lugar como otro cualquiera para investigar. Pero no solo sobre producto sino sobre personas, sobre cultura, sobre valores y emociones. ¿Por qué no? Investigar sobre una forma de ser y de estar en este planeta. ¿Exageramos? Bueno, ya ha habido más de un estudio que liga la práctica del MTB con la postmodernidad y las teorías de constructivismo social. Sí,  podemos ponernos serios. O no tanto 😉