Archivo de la etiqueta: personalización

La personalización de producto tenía un precio

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

En el cuestionario online que hemos pasado a la comunidad de usuarios de la Orbea Oiz se preguntaba por una serie de servicios más allá del producto. El objetivo era conocer cómo se valoraban por parte de la comunidad. Uno de esos servicios es el que tiene que ver con la personalización de producto. En total fueron once los servicios que se proponía valorar y la personalización de producto obtuvo la segunda puntuación más alta, después del que se refería a poner tutoriales web al servicio de los usuarios y por encima de orientaciones mejores sobre tallaje y la puesta en marcha de planes renove. Seguir leyendo La personalización de producto tenía un precio

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

Los usuarios no esperan: límites a la personalización de producto

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Urgente!
Pudiera ser que nos hayamos convertido en una sociedad más infantil con el paso del tiempo. Si es habitual reconocer en una niña o un niño una cierta incapacidad para esperar y demorar la satisfacción de sus deseos, algo parecido pasa con los adultos en la actualidad. Nadie parece dispuesto a esperar en una cola. Sea lo que sea, lo quiero para ya. Un click y el producto o servicio debe llegar (casi) de inmediato. Me temo que la tendencia es imparable y va a más.

Por otra parte, es bien sabido que la disposición a pagar por un producto personalizado es mayor. Si quienes lo van a usar participan de alguna forma en su creación, entonces se activa un mecanismo básico de orgullo que se traduce en mayor tolerancia a precio por encima del estándar. Y no solo eso, porque además será más difícil reconocer errores en el diseño propio. La comunión con el producto es mayor y ese vínculo supone un plus para la marca, que accede a un estadio superior de compromiso con el cliente.

También hay que decir que personalizar debe ser contemplado como un continuo. Hay graduación, no es todo o nada. Desde un simple configurador web (con más o menos opciones) hasta la participación directa en diseño o en fabricación, hay un amplio espectro de posibilidades. Por otro lado, el usuario cada vez dispone de más infraestructura (no tiene por qué ser propia, sirve con el acceso) para personalizar. Marca y usuario, ambos se saben con capacidades para personalizar.

Ahora bien, desde el punto de quien fabrica, ¿qué supone la personalización? Cada vez que hay más opciones, cada vez que se desciende un peldaño y se mira al market-of-one, las exigencias de flexibilidad productiva son mayores. No es lo mismo la fabricación de un solo producto que la fabricación de miles y miles de productos cada cual dirigidos a una persona diferente.

Todo lo anterior es para argumentar que si la personalización supone un plazo de entrega muy largo, el riesgo de que el usuario se esfume es alto. Si me dices que tu bici personalizada me llegará en cuatro meses, adiós. Y no solo se trata de que el usuario actual no lo soporte, porque quienes vienen por detrás (millenials y generaciones siguientes) parece que van a exigir más y más inmediatez. Da igual cómo lo hagas, pero que sepas que lo quiero para ya.

La consecuencia de esto parece evidente: ¿cómo repartir personalización entre marca y usuario? Si este dispone cada vez de mayor infraestructura, ¿no sería lógico repartir tareas? Por aquí hurga von Hippel en su último libro. Algo de lo que ya hemos hablado más veces en este blog por cuanto constituye uno de los ejes principales de nuestra tesis doctoral: la manera en que marca y usuarios se ponen a desarrollar actividades win-win, en nuestro caso mirando a la innovación.

Si te interesa, te dejo aquí enlaces a algunos artículos en los que he tratado la cuestión de la cultura de la inmediatez, Internet y los hábitos de consumo:

Por otro lado y aunque hay mucho publicado, un artículo interesante sobre el diseño propio y su efecto en la personalización es este:

Franke, N., Schreier, M., & Kaiser, U. (2010). The «I designed it myself» effect in mass customization. Management Science, 56(1), 125-140. (pdf accesible aquí)
La imagen es de Jimmy Harris en Flickr.
twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr

Una cosa es la personalización estética y otra la funcional

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Ecommerce sales.jpg

Ya hablamos aquí de la personalización como una de las claves actuales del MTB. En tanto que la bicicleta es una suma de componentes a partir de la geometría de un cuadro, queda abierta la veda de que cada cual cace su presa. ¡A combinar! Orbea, por ejemplo, luce a día de hoy en su web el número posibles combinaciones a la hora de adquirir una Orca: 1.492.992. Sí, has leído bien: casi millón y medio de opciones jugando con todas las opciones que ofrece. Vale, es un ejemplo de carretera pero en MTB está pasando ya lo mismo.

Claro que no es lo mismo ponerle nombre a tu bici que elegir entre una serie de componentes para la bicicleta. En principio Orbea te da a elegir el modelo, luego diversas opciones de color y a continuación entras en el variopinto mundo de los componentes. Tendrás que elegir plato, piñón, rueda, tija de sillín, sillín y cinta de manillar. Después viene ponerle nombre. Eso sí, dos líneas con diez caracteres como máximo en cada una de ellas. Por última, queda la talla. Seguir leyendo Una cosa es la personalización estética y otra la funcional

twitterlinkedinrssyoutubeinstagramflickr